viernes, 21 de septiembre de 2018

Mujeres emprendedoras: 6 pasos para comenzar HOY


El pasado lunes 17 de Septiembre se llevó a cabo el evento “MujeresPower” que realiza cada año la revista Forbes. La jornada tuvo muy interesantes paneles compuestos por algunas de las mujeres más talentosas y representativas que ocupan lugares de liderazgo en Argentina. Del encuentro surgieron algunos datos relevantes y significativos que llevan directo a la pregunta ¿Porqué le cuesta tanto emprender a las mujeres de este país y del mundo?

Según todos los estudios realizados en torno a consumo y compras la mayoría de las decisiones de compra de todo el planeta son tomadas por mujeres. Esto no es extraño si se tiene en cuenta que el género femenino compone el 52% de la población mundial. Sin embargo, la brecha de ingresos sigue del lado masculino: Los hombres ganan el 30% más que las mujeres en todas las franjas etarias y niveles socio económicos. Es una tendencia mundial que, a pesar de todos los cambios y procesos que son de público conocimiento, no se logra revertir.


Hoy en #HaceloPosible intentamos brindar ayuda sobre este tema y, para eso, generamos una guía de 6 pasos muy simple que intenta comenzar a pensar un emprendimiento:

1 - Decidir ser libres: Parece una frase hecha pero no lo es. Tomar esa decisión significa dejar de pedir permiso al entorno. Comenzar a realizar las acciones a conciencia, pero sin esperar aprobación ajena. Este punto, que puede sonar redundante, en muchos casos es una traba que genera impedimentos para emprender un proyecto propio. La toma de conciencia de la propia libertad es el inicio del camino.

2 - Salir de la charla de amigas: Es un proceso habitual en las mujeres. Todas necesitamos hablar, contar, empatizar, sentirnos comprendidas y contenidas. Incluso es muy importante la generación de redes en encuentros y momentos compartidos. Sin embargo, es fundamental que se proyecte el paso siguiente. Salir del circuito de solo la palabra y generar un circulo de acciones es la única forma de emprender.

3 - Comenzar la acción: Cuando se inicia un emprendimiento son muchas las cosas que hay que hacer. Comienza una cadena de hechos que no se puede detener. Para esto, es importante la honestidad en la decisión de cuanto tiempo y cuáles son los momentos que se le puede dedicar al emprendimiento. El siguiente punto trascendente es cumplir ese compromiso con el proyecto.


4 - Romper el techo propio: De este concepto se habla mucho en los eventos de mujeres. Se trata del punto en el cual las protagonistas detienen su flujo de crecimiento y deciden “llegar hasta acá”. Los motivos pueden ser muchos, desde compromisos familiares hasta estrés por los roces que surgen en el mundo de hombres. El verdadero desafío es poder atravesar ese techo invisible y derribar las barreras.

5 - Aprender de lo que los hombres hicieron: Puede sonar contradictorio, pero no lo es. Los hombres llevan un largo camino como inventores, creadores, fundadores, emprendedores y empresarios. Ellos han sabido sostener su vida personal, familiar, social y profesional a la vez. La propuesta es buscar inspiración en ese aspecto, generar empatía con las zonas de habilidad del otro y poder acercarnos, sin romper nuestro estilo, a ese lugar que los varones ganaron.

6 - Entrar al club de hombres como mujeres: Se trata de la otra cara del punto anterior y de una invitación a no temer ingresar en grupos con mayoría masculina sin perder la postura de mujer. La historia está repleta de casos de mujeres que quisieron igualar su presencia a la de un varón con pésimos resultados. No hace falta comportarse de forma masculina ni mostrar un rol fálico. Ser nosotras mismas, hacer valer nuestra presencia y postular nuestro talento y capacidad más allá del género.

Como siempre, insistimos que emprender significa un modo distinto de generar sustento a partir de un proyecto de producción propio. Emprendedor/a es toda persona que construye su propio sistema de trabajo por sus propios medios. Todos los estilos y formatos son emprendimientos y merecen ver la luz. Sabemos que, a las mujeres, hasta el momento, nos cuesta más. Desde nuestro espacio confiamos que esta realidad se debe revertir y sabemos que eso depende, de forma fundamental, de nosotras mismas.

Fernanda Santágata

viernes, 14 de septiembre de 2018

Siete títulos de ficción que ningún emprendedor se puede perder

Un viernes de inspiración y motivación. En los tiempos que corren el arte es el cable a tierra para poder pensar y reflexionar las cosas de forma distinta. Muchas veces una buena historia de ficción logra más en el espíritu de una persona que largas horas cátedra. Esta es una selección de siete títulos que resultan muy inspiradores y que forman parte de la historia de quienes hacemos #HaceloPosible. Algunos son clásicos y otros son más recientes y accesibles a través de las nuevas plataformas digitales. Diferentes géneros y estilos para alimentar mente y alma de emprendedores. 
  1. Mad Men: Serie de siete temporadas que se basa en el mundo de la publicidad en las décadas del 60 y 70. Un análisis intensivo del rol que juega cada personalidad en el engranaje de una organización y como los perfiles de emprendedores suman valor agregado a los equipos. Toda la vida útil de un emprendimiento, desde que nada hasta que llega a su pico de crecimiento, justo en la mitad de serie resultan de mucha inspiración y motivación para quienes elegimos este camino.
  2.  Matrix: Un clásico de principios de este siglo que plantea, de forma metafórica y con los recursos del género de ciencia ficción, que significa salir de la zona de confort. Con el correr de los años, y desde la perspectiva del paso del tiempo, esa obra maestra de las hermanas Wachowski tuvo muchos análisis filosóficos e ideológicos. Una obra maestra que invita a reflexionar profundamente sobre que implica vivir y salir de la mátrix social.
  3.  The Girlboss: Emprender en tiempos de e-commerce. Inspirada en una historia real, esta ficción original de Netflix consta de una sola temporada (la segunda se canceló) pero tiene algunas cuestiones muy interesantes. Un relato que narra lo vertiginoso del comercio en tiempos de plataformas virtuales y una forma amena de pensar en como se plantean hoy los nuevos modelos de negocios.
  4. El lobo de Wall Street: Cualquier elogio a la obra de Martin Scorsese resulta pequeño. En este caso el film protagonizado por Leonardo Di Caprio expone de forma descarnada los niveles de ambición a los que puede llegar la vida en el mundo capitalista. Una historia real que invita a pensar y reflexionar sobre el peso simbólico del dinero y el uso del poder a cualquier costo.
  5. En busca de la felicidad: Will Smith es actor, cantante y bailarín, pero también es conocido por su condición de mentor y orador en temas motivacionales. En esta película, que también se basa en un caso real, su rol protagónico representa todo lo que significa la palabra resiliencia. Emprender implica tolerancia a la frustración y este relato lo lleva al extremo. Una historia de insistencia, sin dudas, una de las claves más importantes del éxito de cualquier emprendedor.
  6. Tucker: Hermoso largometraje de Francis Ford Coppola protagonizado por Jeff Bridges. El guión está basado en la biografía del inventor y fabricante de autos Preston Tucker. Excelente forma de mostrar los obstáculos con los que se debe enfrentar un empresario a lo largo de su vida. Un recuento de como, en cualquier sociedad del mundo, la producción de forma disruptiva es un desafío para valientes.
  7. Red Social: Ni más ni menos que la versión cinematográfica de la historia de Facebook y su creador Mark Zuckerberg. Cómo una pequeña idea que surge en un lugar impensado se puede convertir en una bomba mundial que cambia el mundo de las comunicaciones para siempre. El mejor ejemplo de cuan importante es recordar siempre que ninguna idea es pequeña o insignificante y que, SIEMPRE, es fundamental intentar. 
Fernanda S



miércoles, 12 de septiembre de 2018

Redes Sociales y Algoritmos


De un tiempo a esta parte las redes sociales dejaron de mostrar el contenido de modo cronológico, es decir al ritmo que los usuarios lo publican. Este cambio trajo aparejado una caída de las visualizaciones de las publicaciones que, sobre todo las marcas, realizan. Hoy te cuento porque se generó este cambio y cómo sortear esta funcionalidad.

Al igual que ha hecho Google a lo largo del tiempo, las redes sociales buscan mostrar a los usuarios contenido de calidad. La premisa detrás de esto es que, a mayor calidad tenga el contenido que la plataforma muestra, mejor será la experiencia del usuario en la red y más tiempo la usará.


 Esta motivación de mostrar contenidos de calidad, surgió de la mano del crecimiento y auge de las plataformas sociales, Facebook primero, Twitter después e Instagram en último lugar. Pero también a partir de la definición de un modelo de negocio que hiciera rentable a las redes sociales.

Con estas dos premisas, contenidos de calidad y negocio rentable, las redes sociales, crearon sus propios algoritmos, que define los contenidos que vemos en nuestra página de inicio. Crear un algoritmo es definir una serie de pasos finitos, lógicamente interrelacionados que ayudan a resolver un problema. Una receta es un algoritmo, las instrucciones para tocar un instrumento, también lo son.


De esta manera los algoritmos de las redes sociales definen un algoritmo para cada usuario, de acuerdo a los contenidos con los que habitualmente interactúa y sobre los cuales muestra interés. Es por esto que, si no le diste like en mucho tiempo a las publicaciones de un amigo, dejarás de verlas. Para reeducar al algoritmo lo que podes hacer es, ir al perfil de tu amigo, darle like y comentar unas cuantas publicaciones; así el algoritmo aprenderá que los contenidos generados por ese usuario son de tu agrado e interés.

Y todo se complejiza cuando somos administradores de páginas de empresa dentro de las redes sociales. Como mencionamos anteriormente, estas plataformas son un negocio y buscan que las empresas inviertan en publicidad la mayor cantidad de dinero posible. Por eso sus publicaciones han sido las más castigadas con la creación de los algoritmos. Si las empresas quieren que su contenido se muestre deben pagar.


Tener presencia en las redes sociales hoy es algo prácticamente indiscutible, para que todo no dependa del tamaño de tu billetera, lo mejor es generar contenido que interese al usuario, que le aporte valor, que lo mueva a comentar y compartir, esto hará que las publicaciones se vean un poco más sin tener que recurrir a un impulso económico.

Si te gustaría aprender a crear contenido atractivo y variado para tus redes sociales, el próximo jueves 20, comienza el Taller de Community Manager y Publicidad efectiva en Redes Sociales, dictado por Olson Harris. En 6 encuentros de 2 horas aprende todo lo que necesitas para la gestión efectiva de tus perfiles.

Nadia Dierna