martes, 21 de diciembre de 2021

#HaceloPosible ✊ Capítulo 5: Los emprendedores no tenemos fin de año

Cobrar, facturar, entregar pedidos, responder reclamos (aunque sean injustos), atender llamados, contestar Whatsapp hasta cualquier hora, chequear stock, reponer stock, inventarle horas al día, confirmar que trabajamos el 24, confirmar que trabajamos el 31, buscar refuerzos, pedir manos prestadas, hacer malabares… 

¿Cómo viene tu fin de año? ¿Otra vez estás haciendo lo que el año pasado dijiste que no ibas a hacer el próximo diciembre? Del 1 al 10 ¿Nivel de autoexigencia y, porque no, autoexplotación? 


Confirmado: En la autogestión no hay fin de año. Lo supimos siempre, lo confirmamos en cada cierre de período ¿Porqué? Porque el sistema no nos beneficia y nosotrxs, a veces, estamos muy solxs a la hora de tomar decisiones difíciles y estresantes. Entonces, para esto también, existe nuestra comunidad #HaceloPosible 



Algunas cosas que aprendimos en casi una década de autogestionar, van enlistadas a continuación un poco como catarsis y otro poco para producir un protocolo de fiestas que nos quede para siempre: 


1 - Practicidad y pragmatismo: no es momento de arreglar ni solucionar la vida sino de pasar diciembre lo mejor posible. Eso incluye, por supuesto, vender todo lo que se pueda y aprovechar la temporada alta. Vamos a lo que funciona. Si sos obse por la perfección entonces es buena idea anotar todo eso que se te ocurrió para ponerlo en práctica desde el verano y, tal vez, armar un plan de acción para el próximo fin de año. 


2 - No te enganches: es casi inevitable que en estas fechas sucedan movimientos negativos. La mayoría de las veces seguro que no se trata de malas intenciones, son solo los nervios del momento. No discutas con colaboradores, proveedores ni clientes. Tomá nota y retomá la conversación cuando pasen las fiestas. Lo ideal es armar una guía para trabajo en equipo durante épocas de mucha exigencia y, tal vez, lo puedas pensar para tu próximo pico de actividad. 


3 - Amigate con el Excel: en realidad podría ser amigate con la tecnología en general. En diciembre, necesitas soluciones y las aplicaciones, programas y plataformas las ofrecen. Si sos anti todo te invitamos con amor a que lo consideres para 2022 porque la exigencia en la autogestión va en aumento y los avances tecnológicos existen para ayudarte a pasarla mejor. 



4 - No es tiempo de tomar decisiones: Es probable que en algún momento colapses y te pinten las decisiones disruptivas.Por favor no lo hagas y esperá a enero. Si sos del grupo privilegiadx que se toma vacaciones durante el verano, entonces que sea después del descanso. Si no tenes receso, igual los primeros meses son mejores para reflexionar. Cualquier cosa es preferible antes que meter cambios durante la euforia de diciembre. 


5 - Andá a lo seguro: Es momento de maximizar la eficiencia. Muchos y muchas están full ventas y facturación y, desde luego, eso es la prioridad. Entonces no experimentes. Ese tip mágico que te pasaron dejalo para otro tiempo más tranqui. Ahora no arriesgues, no innoves y andá por todo.


6 - Dejá pasar la ola: Este diciembre, como todo, también pasará. Pensas que es el fin, que no podés más y que en enero comenzarás a mandar CV para volver al horario de 9 a 18 de lunes a viernes. No te vamos a convencer de lo contrario, solo te proponemos esperar unos días. En enero, al lado de la pile, con algo fresquito y de nuevo con los pies en la tierra todo será más fácil de resolver. 


Fernanda Santágata


jueves, 11 de noviembre de 2021

#HaceloPosible ✊ Capítulo 4: Freelancers, emprendedores y monotributistas ¿Y yo quién soy? 🤔

Bienvenides al cuarto capítulo de este espacio de autogestión en el cual nos proponemos compartir y circular la información que todos y todas necesitamos. En ediciones anteriores hemos visto que, al parecer, definirse y presentarse en sociedad es un tema que preocupa y mucho a los principiantes en la autogestión. Esto, desde luego, tiene una explicación y tiene que ver con entender el proceso. Todo aquello que angustia resulta menos traumático cuando se puede definir con palabras. Y sí, el inicio de  la autogestión puede ser angustiante y traumático. De esto se trata #HaceloPosible, de poner a disposición la información correcta para bajar el estrés y elevar la satisfacción y la alegría. 

En el episodio 2 nos metimos de lleno con el conflicto que se produce en la mente y en el corazón de alguien que comienza un camino independiente y descubre que los demás no comprenden su trabajo. Hoy, en cambio, vamos por una confusión relacionada con las categorías dentro de las cuales se realizan las actividades. Y no tiene que ver solamente con una cuestión formal, impositiva, administrativa o burocrática. De hecho, en lo social, cada una de las denominaciones que vamos a ver a continuación tienen una posición determinada. Y no hablamos de jerarquías o status sino de roles. De quién es quién en el amplio mundo de la auto gestión.



Ahora sí, nos zambullimos en las etiquetas de la autogestión ¡SPOILER ALERT! Podes ser una, dos o todas a la vez 😲😱


Freelancers: Se denomina de esta manera a la persona que trabaja de manera independiente. Si bien, y por lo general, se relaciona a esta descripción con profesionales también pueden ser artesanos o portadores de oficios. Se trata de una forma de brindar un servicio por fuera de la estructura formal de una empresa. Muchos freelancers ocupan la figura de “proveedores externos” ya que ofrecen soluciones a una compañía sin formar parte de la planta permanente de la misma. Una de las principales ventajas es que los freelancers pueden ofrecer su trabajo en varias organizaciones a la vez; ya sean estas públicas, privadas o sin fines de lucro. Otro beneficio es la posibilidad de decidir los valores de sus honorarios y definir sus horarios de trabajo. Un mito muy frecuente es que les trabajadores freelance no tienen estabilidad laboral. Esto no es del todo cierto ya que un/a freelance puede permanecer años en vínculo permanente con un cliente. Si lo de elegir honorarios y horarios no te cierra tomalo con calma, en próximas entregas hablaremos de las herramientas de negociación. 


Monotributistas: Son personas físicas inscriptas de tal forma en el registro de la Administración Federal de Ingresos Públicos, también conocida como AFIP. Esta gestión permite ofrecer comprobante electrónico de pago, o factura, a cambio de la retribución de un producto o servicio. Las empresas que tienen su situación fiscal en regla necesitan que sus proveedores externos cuenten con monotributo en igual condición. De esta manera, se efectúan los pagos vía transferencia bancaria luego de la recepción de la factura correspondiente. Por todo esto, la mayoría de los trabajadores freelance necesitan inscribirse en el régimen de monotributo para poder sostener su actividad. Sucede algo muy parecido con emprendedores que quieren cerrar operaciones de compra y venta con compañías que les exigen facturación. El monotributo requieren un pago de una cuota mensual en la cual se encuentran incluidos los aportes jubilatorios y el arancel de la obra social. Desde #HaceloPosible recomendamos siempre la inscripción en el sistema de monotributo ya que permite ampliar negocios y crecer en la autogestión. 



Emprendedores: En HP preferimos la expresión productores independientes pero el concepto de emprendimiento se puso muy de moda en los últimos años así que vamos a trabajarlo. La diferencia entre freelancers y emprendedores está en la estructura. Un/a trabajador/a freelance lleva por marca su nombre y por presentación su CV. En cambio, un emprendimiento puede comprender varias actividades o distintas capas de negocios en las cuales se entrelazan productos y servicios. Otro dato importante es que un emprendimiento  puede involucrar a más de una persona, incluso a equipos de trabajo. Si bien un proyecto de esta características puede llevar el nombre de su creador, también puede haber una denominación de fantasía que represente el espíritu de la propuesta. Un emprendimiento, además, es una marca y conlleva una estrategia para que funcione acorde a todos los componentes que incluye. Sin embargo, puede suceder que un negocio de emprendedores incluya servicios freelance. De hecho, en el caso de los freelancers, la profesionalización de sus tareas puede resultar en algo más grande y allí surge un emprendimiento. Los emprendedores también pueden ser monotributistas para integrar de manera formal el mercado de trabajo. 


Como habrán visto, podemos ser uno, dos o los tres a la vez. Lo importante es conocer los beneficios de cada una de estas etiquetas y ordenar la identidad propia de manera más fiel a nuestros valores, necesidades y sueños ✊


Fernanda Santágata



martes, 28 de septiembre de 2021

#HaceloPosible ✊ Capítulo 3: Autogestión y crisis | 4 pilares para hacer la vida más fácil 💅

#HaceloPosible es un espacio de autogestión que propone la evolución proyectos propios pero, también, hacer la vida más fácil. En los capítulos 1 y 2 ya contamos cómo surgió esta idea, el nombre y cómo nos sentimos muches durante el inicio de un emprendimiento. Freelancers, monotributistas y productores independientes somos, aún hoy, los outsiders de la sociedad. Incluso cuando desde todos los sectores surgen discursos pro emprende, la realidad es muy dura y diferente. Las ciudades, los sistemas impositivos, las dinámicas familiares y hasta los horarios sociales no están preparados y no contemplan el trabajo autónomo. Esto genera angustia y desazón en nuestra comunidad, incluso, a veces, ganas de abandona todo

 Entonces ¿Qué hacer? No tengo una fórmula mágica y, como digo siempre, lo que me funcionó a mí tal vez no le funciona a otres. Pero sí puedo mencionar algunos pilares que son esenciales y una ayuda increíble en momentos de crisis severas. 

 Vamos con mi top 4 para salir de la angustia y desesperación:

1 - Interactuar con otres emprendedores: Existen grupos de todo tipo, virtuales y presenciales y también foros en los cuales se puede conversar sobre este y otros temas. Desde mi punto de vista, la mejor forma de mitigar la sensación de incomprensión es con pertenencia. Sumarse a espacios de pares es la idea más certera que puedo aportar para empezar a salir del círculo. Pero, además, según mi experiencia son los espacios en donde circulan más oportunidades. Incluso hay muchas posibilidades que no están en la superficie, sino que hay que surgen de a poquito. Alianzas, negocios, intercambios y hasta grandes amistades surgen todos los días en los grupos. Los más populares los podés encontrar en Facebook, LinkedIn y también pedirles a colegas que te sumen en WhatsApp y Telegram. 


 


2 - Escribir: Así nació #HaceloPosible y así suelo solucionar muchos dilemas de mi vida autogestionada. No es necesario escribir para publicar, tal vez solo a modo de diario personal. La palabra escrita es la forma de lenguaje más eficiente que tenemos los seres humanos y, por lo tanto, la más útil para salir de las crisis. La escritura es una gran terapia y, además, sirve para organizar ideas... El secreto está en la relectura, un tiempo después con más calma después de la tormenta. Podes llevar un diario en papel, un block digital o hacer notitas y dejarlas a la vista. El sistema que mejor te funcione siempre será perfecto.  

3 - Actividades divertidas y relajantes: Leopoldo Marechal decía que de un laberinto se sale por arriba. Nadie puede resolver un problema si su mente se encuentra 24x7 en el mismo punto de conflicto. Todas las cabezas necesitan descansar. Sí, también descansar de la familia, las parejas y el entorno en general. Para tomar buenas decisiones hay que disponer de salud mental y, para eso, se necesita ocio, esparcimiento y risas. Dale descanso a esa máquina que no para de solucionar imposibles y que, es muy probable, se haya estancado. Hacé cosas que te gusten porque para eso también está buena la autogestión. 

4 - Terapia: Cortito y al pie. Elegir une terapeuta con mirada de género es la mejor elección para construir un emprendimiento y hasta una vida de autogestión. Esto es así porque la vida de los emprendedores no es ni lineal ni tradicional, entonces vas a necesitar puntos de vista lo menos conservadores posible. Abrite a nuevas miradas, pero apoyate en la contención psicológica porque, como dije al principio y repetiré por siempre, las fórmulas mágicas no existen. 

Ahora que repasamos los 4 pilares intentá pensar tu próxima semana con tiempos para este cuarteto poderosos. Momentos para intercambiar con otres que están en la misma, actividades piolas que te hacen feliz, unos ratitos para bajar ideas por escrito y ayuda profesional para tu salud mental ¿Suena bien, ¿no? Sin dudas que sí… 😉

Después me contas 

Fernanda Santágata